Las cuevas de Managuaco

La del Sr. D. Miguel Valdés, situada al Oeste de Yumurí, que se titula Managuaco, llamado así, por hallarse próxima a la estancia del Sr. Managuaco. De dichas cuevas, se proveía de agua su familia, y un día fue sorprendido por un animal, que se horrorizó, en términos que le causó la muerte al pobre anciano, dueño de la estancia, á los pocos días de su enfermedad.

Esta cueva del Sr. Valdés, es de notable descensos de inmensa profundidad. En ella se encuentra un gran depósito de guano y á tal hondura y distancia, que para poderse extraer, se forma una carrilera de plano inclinado.

En estas cuevas hay una guarida de murciélagos, acumulada una materia fertilizante de un verdadero guano sulfurado de la mezcla de los excrementos sólidos y líquidos de los restos de las frutas que de alimento sirvieron a esos animales y de sus propios cadáveres. Todas estas materias resguardadas del sol, del aire y de las lluvias, forman una mezcla rica en principios azoados, carbónicos y salino, conteniendo ácido, círico, cerato de amoníaco, nitrato, fósforo y carbonato de cal, sales alcalinas, y puede aprovecharse, produciendo los mismos efectos que el guano del Perú.