Cuartel de bomberos

El Cuartel fue inaugurado el 2 de febrero de 1873, siendo bendecido también por el Cura Párroco Juan Bautista Echániz Landa. Inspirado en la arquitectura neoclásica, el Cuartel de Bomberos de Matanzas es uno de los edificios más atractivos de su tipología en Cuba.

Fabricado en cantería por el Ingeniero Bernardo de Granda y Calleja (ciertas fuentes mencionan también al Arquitecto Giordano Casas), el inmueble es considerado un exponente de la arquitectura militar, posee una única planta, en cuyo interior se albergan los equipados carros modernos y donde se inauguró, en 1998, un pequeño museo que exhibe pertenencias de la agrupación en distintas etapas de su historia3. Las piezas principales de este “museo vivo” son las mencionadas bombas de vapor “Matanzas” y “Cuba”, además de la llamada “La Caridad”, perteneciente al Cuerpo de Bomberos del Comercio de Unión de Reyes, de patente inglesa e introducida en el país en 1894. La institución, primera de su género en Cuba atesora cientos de piezas museables, entre objetos y documentos pertenecientes a las distintas etapas de su historia y algunos autores afirman que durante las labores de restauración efectuadas en 1997 se hallaron pasadizos y túneles que al parecer se construyeron con el propósito de comunicar, por vía subterránea, el cuartel y la Aduana (desde 1912 Palacio de Justicia).


Cuerpo_de_Bomberos_1904Cuartel de bomberos en 1904


La edificación que ocupa actualmente el Comando de Bomberos en la provincia de Matanzas cumple 110 años. En la misma área convive desde 1998, el Museo de esta humana especialidad. De ahí que el valor de la institución sea mayor y la convierta en la única de su tipo en el país que alterna las páginas de la historia con el ejercicio cotidiano de salvar vidas humanas. La fachada del cuartel impresiona por su majestuosidad.


Cuartel-de-Bomberos-1918Cuartel de bomberos en 1918


Material-de-incendios-del-cuerpo-de-bomberosMaterial de incendios del cuerpo de bomberos


Como eje visual se destacan las cuatro pilastras de orden jónico, sobre las cuales descansa un frontón que porta los símbolos de identifican a estos cuerpos de auxilio y salvamento. Conformado por tres grandes naves, la central posee además un número igual de ventanas. Dos de de ellas poseen arcos que rematan en esas lucetas de exquisito gusto, que llegaron a erigirse en un distintivo de la arquitectura colonial cubana, tanto por su uso decorativo, como por su función de propiciar mayor iluminación a los interiores.


Jefes-y-oficiales-del-cuartel-de-bomberosJefes y oficiales del cuartel de bomberos


Algunos visitantes europeos han comparado el frente de la edificación con ciertos exponentes de la arquitectura inglesa. Para los matanceros es motivo de orgullo, conjuntamente con las construcciones aledañas que hacen de esta primitiva plaza un tesoro del patrimonio tangible.