El Liceo de Matanzas

El Liceo Artístico y literario de Matanzas a a partir de su fundación en pleno siglo XIX, pasó a ser la institución cultural con mayor renombre en La Atenas de Cuba. La autorización para crearlo fue otorgada por el Gobernador civil en el mes de febrero de 1859.

El-Liceo-en-la-actualidadEntrada a El Liceo en la actualidad


A solo un año de la fecha ya el Liceo contaba con un teatro, una biblioteca y secciones de literatura, declamación y música. El Liceo cuyo primer director fue Francisco Iturrondo, poseía un salón principal que a pesar de sus no estrechas dimensiones se hacía pequeño para dar cabida a la cantidad de personas que lo frecuentaban.


Saln-Principal Salón Principal de El Liceo en 1918


Larga e intensa era la vida del Liceo, en su interminable labor de fomentar la cultura. Aquí se impartía clases nocturnas gratuitas de idiomas, economía política, declamación y esgrima. Poseía un club de ajedréz , un museo y un dispensario de vacunas que ayudaba a conbatir las dimensiones que tomó la viruela en esa época.


Invitacin-1891 Invitación de El Liceo en 1891


Organizaba festejos artísticos y literarios y anualmente ofrecía juegos florales. Destacadas de la cultura nacional e internacional recorrieron sus salas: la poetiza camagueyana Gertrudis Gómez de Avellaneda, el artista italiano Florenza y el pianista Gottschal, que fue socio del Liceo.

El Liceo solo seis años después de su fundación se había ganado el derecho de ser uno de los centros culturales más considerados y de más prestigio de Cuba. Fue en este lugar donde se bailó por primera vez el Danzón, que pasaría a ser luego El Baile Nacional, compuesto por el matancero Miguel Faílde. Este centro pasó a ser luego la sal de conciertos "José White" nombrado en homenaje al destacado violinista matancero.