Hotel Hewit

Tempranamente debió fundarse cuando la única noticia que de él se tiene se refiere a la desaparición del edificio donde estuvo instalado, y cuando ya ni siquiera funcionaba como tal. A pesar de eso, hay cosas que lo distinguen: Es uno de los pocos hoteles que existieron en el barrio de Versalles en el siglo xix, se clasifica como un hotel americano, que desaparece por un incendio, y hay cobro de seguro.

Perteneció a Don Bernardo Junco y Morejón y el hotel al Sr. Hewit. Ambos tenían aseguradas sus propiedades: el primero el inmueble, el segundo el mobiliario.

Como es de suponer, cuando ocurre el incendio el 3 de julio de 1864 se producen comentarios, el hotel hacía cerca de dos meses estaba cerrado y Bernardo Junco hacía poco había partido para los Estados Unidos.

Se ubicaba en la calle Laborde entre Ánimas y Acosta, orilla norte del Yumurí. Allí nació el 4 de enero de 1856 María de las Mercedes Junco Despau, ilustre preceptora que se destaca en la historia de nuestra cultura local. Entonces era la casa solariega de Bernardo Junco, el propietario de este inmueble, quien lo era también de potreros en el Valle del Yumurí y en la Cumbre, entre otras cuantiosas riquezas.

Se dice sin que pueda asegurarse, que este edificio y el que es en la actualidad la sede del Museo Provincial eran a imagen y semejanza.