Ermita de Monserrate

“Monserrate, es una montaña soberbia, de una geología muy curiosa.” La Ermita de Monserrate fue construida en 1875 por una sociedad catalana en conmemoración de la Virgen de Monserrat. Esta divinidad era adorada en un monasterio ubicado en la Montaña de igual nombre en el centro de Cataluña, muy cerca del condado de Barcelona. 


Ermita-Monserrate-1929

Entrada de Ermita de Monserrate en 1929


El macizo de Monserrat, cuya mayor elevación es el pico de San Jerónimo, a 1 224m sobre el nivel del mar, es el símbolo de todas las religiones que adoran a la Virgen. Por su parte, en Cuba existía una sociedad de Beneficencia de Naturales de Cataluña desde 1840, cuyos miembros de su filial en Matanzas decidieron levantar la Ermita por lo mucho que le recordaba el paisaje a Monserrat, en su tierra. El sitio era tranquilo, con un silencio quebrado sólo por el mugir de alguna vaca que pastara cerca y por el relajante sonido del agua que desprendía un molino de viento al subir el líquido desde una profundidad de 130 metros.


Ermita-Monserrate-1920Entrada de Ermita de Monserrate en 1920


La inauguración de la Ermita tuvo lugar en el invierno de 1875, específicamente el 8 de diciembre. Luego de concluido el templo, el paisaje se hizo más cargado, pero aún así, no se perdió la quietud del lugar y la perturbadora belleza natural que evocaba tanta paz. Aunque esta tranquilidad se veía irrumpida algunas veces al año por magníficas fiestas patrocinadas por la “Colla de San Mus“, la “Colla Catalana y el “Casino Español”, que en ocasiones llegaban a reunir a casi 10 mil personas.


Interior-de-la-Ermite-de-MonserrateInterior de la Ermita de Monserrate


Ermita-de-Monserrat---CampanaCampana de la Ermita de Monserrate


De cualquier modo y aún en ruinas la Ermita, aunque comenzó a ser reparada, continúa teniendo cierta magia que trasladada, hasta los más ateos, cerca de los ángeles.