Iglesia San Jua Bautista

En la barriada de Pueblo Nuevo se comenzó la construcción de la única iglesia del lugar, bautizada bajo el nombre de San Juan Bautista. La primera piedra fue bendecida y colocada el 28 de agosto de 1828, y la misa inicial efectuada el 24 de junio de 1832 por el Dr. Don Manuel Francisco García. Años después, en 1871, se principió un parque y se prepararon ferias con el objetivo de reunir fondos que terminaran el paseo que estaba en proyecto.

Iglesia_San_Juan_BautistaFachada de la iglesia San Juan Bautista en la actualidad


Iglesia de San Juan Bautista. Pertenece al Consejo Popular Pueblo Nuevo, Matanzas. Segunda iglesia en antigüedad de la Ciudad de Matanzas 

El 24 de febrero de 1828 los vecinos de Pueblo Nuevo solicitaron erigir una iglesia en atención a que el pueblo tenía 500 casas y un terreno, donado por los herederos de Doña Rita Sotolongo para construir la iglesia. El Obispo Espada, el 22 de febrero de 1828 la constituyó en la iglesia auxiliar y mandó al párroco Dr. Manuel Francisco García a efectuar la contrata de albañiles, que fue dada al maestro Don José Fernández.

En 1853 el Obispo de Cuba Don Francisco Fleix Solans comenzó un expediente para convertir esta iglesia en parroquia de ingreso.

En 1856 se erige una parroquia de ingreso para cumplir las funciones de toda el área de Pueblo Nuevo y la Calzada de Buitrago (Esteban). Esta iglesia, si bien no fue hecha con gran lujo o determinado refinamiento arquitectónico, vino a resolver las necesidades de una población que iba extendiendo los límites de la cenagosa zona de Pueblo Nuevo a medida que aumentaba en número y, para quiénes, legítimos descendientes de los católicos españoles, la religiosidad era parte imprescindible de su vida cotidiana.

Apenas a un siglo de fundación, el 14 de mayo de 1916, la Iglesia San Juan Bautista de Pueblo Nuevo fue cerrada por las amenazas que presentaba su ruinoso estado. La imperiosa necesidad de una reparación profunda se hizo evidente. Para la cual el párroco, secundado por algunos señores de prestigio, no dudó en pedir dinero al comercio de Matanzas. El préstamo se hizo sin muchos reparos.

Así, la iglesia fue reinaugurada el 12 de octubre de 1916. Aún hoy sigue en pie esta y cumpliendo con los divinos menesteres para los que fue diseñada, aunque la población del vecindario haya aumentado notablemente y los bancos de la sacristía tengan menos concurrencia.