Teatro Sausto

El Teatro Sausto está ubicado en la calle Magdalena entre Milanes y Medio en la Plaza de La Vigía. Matanzas,  su construcción de estilo neoclásico, se debió al empeño del destacado farmacéutico Ambrosio de la Concepción Sauto y Noda y se caracteriza por una magnífica acústica. 

Teatro-sausto-1926Teatro Sausto en 1926


La historia de este coliseo es la del esplendor económico y cultural que vivió Matanzas como resultado del boom azucarero del siglo XIX, que atrajo a sus campos cuantiosas inversiones en plantaciones e ingenios, y le permitió amasar en sus mansiones impresionantes fortunas.Este teatro es considerado uno de los más importantes de la nación y por sus tablas han pasado renombradas figuras del teatro, la danza y la música desde su fundación el 6 de abril de 1863, cuando ostentaba su primer nombre que fue Teatro Esteban, en honor al gobernador Pedro Esteban y Arranz En septiembre de 1959, esta institución pasó a ser propiedad del pueblo cubano y en 1978 fue declarado Monumento Nacional. El Sauto es subsede permanente además de los Festivales Internacionales de Ballet , Guitarra, Boleros de Oro, y Música Contemporánea. Cada año, ofrece temporadas del Ballet Nacional de Cuba y la Ópera Nacional.


Uno de los más destacados teatros cubanos del siglo XIX. Conserva interesantes muestras de pintura mural. Joya arquitectónica neoclásica. Inaugurado en 1863 y declarado Monumento Nacional. Sus características constructivas le aseguran una excelente acústica. Escenario de temporadas de ballet, ópera, zarzuela, música de concierto, espectáculos de variedades y arte dramático con la presencia de figuras de renombre nacional e internacional. Fue obra del arquitecto italiano Daniel Dal'Aglio, autor asimismo de los frescos del interior del inmueble.


Teatro_Sauto._IvonneEntrada principal del Teatro Sausto

Espectáculo artístico como parte del festival anual de la ciudad de Matanzas en el 2011 que se celebra en "Plaza de la Libertad", frente al Hotel Velasco. Cuba celebra una temporada anual de teatro de la calle, muchas compañias de todo el mundo disfrutan la oportunidad de trabajar para los cubanos en sus propias calles.